ANTOFAGASTA-NORTE GRANDE CHILENO.Y volver, volver, volver…


Como siempre llegara a Antofagasta es como llegar a casa en Chile. En el aeropuerto nos esperaba Lino con unos años más y unos kilitos menos.Nos montó en su ranchera y fuimos al reencuentro de las Ingrids.
Instalados, comimos, paseamos por la playa y descansamos.
Antofagasta es ese lugar a donde siempre quiero volver, en donde el desierto se derrama en el mar sin solución de continuidad.El desierto y el Pacifico la grandeza de la naturaleza en ese afortunadamente, desconocido rincón del mundo (se nota que me gusta eh!!!)
Al día siguiente comenzamos una preciosa ruta por el Norte Grande chileno que se compone de los pueblos y ciudades de la segunda región de Chile que a pesar de ser una republica centralizada, se divide en regiones.
Para empezar, nos dirigimos a la terminal pesquera. Es una visita y una parada obligada y no sólo por el magnifico y casi regalado marisco que puedes comprar para un picnic y las que son para mi las mejores empanadas de marisco de Chile, sino por la contemplación de los Leones marinos y los enormes pelícanos que conviven en el muelle, mientras que los pescadores limpian el enorme pescado que acaba de desembarcar.

Los perros merodean y retan a los leons que enfurecidos salen del agua hasta que el calor les hace lanzarse al mar en un sordo estruendo.
Con las empanadas y los ostiones en nuestro poder, decidimos montarnos en el cuatro por cuatro y seguir ruta hacia la portada.
La portada es sin duda la imagen de Antofagasta en el mundo, fue una gran portada de Nacional Geographic y en España se la conoce como el arco de piedra desde el que Eduardo Noriega nos regaló un segundo de su culo para anunciar una marca de tónica.
Se trata de una formación rocosa de sedimentos de rocas marinas que junto a la erosión ha construido esa entrada al más bravo de los pacíficos y que regala uno de los más estremecedores paisajes marinos que uno puede ver.
La parada obligatoria estaba por supuesto en el hito de trópico de Capricornio, como ya sabeis objeto de esta expedición, alli estaba en esa linea imaginaria que acababa de abandonar el pacifico y adentrarse unos pocos metros en tierra firme en el continente americano, muy emocionante, la verdad.
De ahí caminito de Mejillones hasta la playa de Hornitos siguiendo la carretera que une Antofagasta y Tocopilla maltratada por el terremoto que hace un par de años me escupió de la cama por estas fechas, toda una experiencia.
El nombre delata la sensación que uno experimenta en esa enorme y bella playa, estás en un impresionante horno.
Las formaciones que el sedimento maino ha formado hace que hornitos parezca un balcón rocoso que contempla el mar uno de los paisajes que recomiendo vivamente.
Hartos de marisco a y quemados por el aplastante sol de hornitos (con el que no puede ni la protección 50) en ruta hacia Cobija.Si hay en el mundo una ruta inhóspita sin duda es esta.Continuando por la misma carretera hacia Tocopilla encontramos de un lado el desierto y de otro el mar en u8na locura natural que hace que te sientas como en el Roland Garros, mirando sin descanso ora el mar ora el desierto.De repente se encuentra uno con Cobija, un pueblo de unos 50 habitantes aprox.antes poblado por mucha más gente hasta que un Tsunami la asolóen la década de los 60.la principallabor de sus gentes es la extracción del mar del alga “cochayuyo” que cocinada por las manos de la nana de Ingrid, es una de las exquisiteces más ricas que he podido degustar.
Abandonamos la orilla del mar hacia el desierto y nos encontramos con un paisaje que reúne todos sus elementos en la palabra belleza.Las formaciones de Guano (excrementos de gaviota que sirven como abono) han formado una especie de caldera o piscina dentro del propuio mar que lo convierte en el siguiente paisaje:

Sin comentarios, eso si, es duro llegar hasta allí, pero merece la pena.
Tras la tarde escaladora nuestro siguiente destino fue Gatico, un cementerio en la orilla del mar con u8nsa historia muy singular y un pelo icnográfico (BUSCAR EN INTERNET)
Muchos de los que en Chile llaman “místicos” se reúnen aquí determinadas noches en busca de energía y de un baño reparador cargado de yodo.
Llegar a la ciudad de Tocopilla es retroceder en el tiempo, en un continuo ir y venir de gente hacia ninguna parte y con unas enormes paredes verticales como telón de fondo a la playa, la ciudad de Tocopilla vive de suministrar electricidad a la mina de cobre más grande del mundo a cielo abierto:Chuquicamata.
En esta rara ciudad, no se por que, siempre veo gente que va bastante “contenta” por la calle, pero siempre me gusta volver por que es una autentica ciudad portuaria con todos sus elementos y que se conserva exactamente igual vuelvas cuando vuelvas.
De ahí a la parte más extraña y divertida de esta ruta por el norte grande chileno.
Ay cuanto daño ha hecho “cuarto milenio” y el tal Iker Jiménez!
Tras recorrer muchos kilómetros llegamos a la oficina salitrera “María Elena” una suerte de poblado en el que se concentra la vida y la obra de los trabajadores de la salitrera. En las oficinas salitreras la organización social está fuertemente jerarquizada y nos dijeron que para visitarla hacia falta una autorización especial del gerente y a quien le tocó ir, a la de la minifalda, que siempre es un valor seguro para obtener una autorización, la verdad es que habían sido muchísimos kilómetros y merecía la pena, así que en menos de cinco minutos aquel señor al que le faltaban parte de los dedos de la mano derecha ordenó por radio que nos dejaran visitar, no esa oficina que está en plena explotación, sino la interesante la de Pedro de Valdivia.
Para acceder a esa oficina debes obtener una autorización no sólo para entrar, sino también para transitar por los caminos internos que las comunican.
Tras 25 Km. de pista llegamos a aquel inhóspito lugar en donde nos esperaba con mi nombre, el guardián de la garita que nos dijo tener “autorización especial” para transitar por el poblado abandonado en coche según le había comunicado por radio el gerente (desde aquí mi agradecimiento a la falda pantalón de Decathlon…que se ha cubierto de gloria y no sólo por la toalla, las chicas de Lonely Planet y yo nos entendemos;)). )
El guardián muy serio nos dijo que sobre todo cuidáramos que no se nos hiciera de noche dentro del pueblo abandonado lo cual nos resultó, cuando menos curioso.
Recorrer aquel polvoriento lugar me recordó muchísimo al escenario mental que me compuse la primera vez que leí “la cándida Erendida” de mi querido García Marquez.Y es que si Gabo no pasó por aquí, algo muy semejante debió visitar por su Colombia natal.
Era increíble ver las casas que quedaron como si se hubieran ido sus moradores huyendo.Botellas por el suelo cubierta de polvo, botas en el quicio de las ventanas, la escuela, los columpios, la iglesia, la tienda, la cantina, una experiencia que no hubiera dejado de ser fascinante sino hubiera sido por que se convirtió en fantástica o casi fantasmagorica.De repente Antonio y yo no apeamos del jeep y escuchamos a escuchar voces, como pensamos que nadie nos creería procedimos a grabar lo que sucedía acercándonos cada vez más al lugar de donde procedían las voces que hablaban de un homicidio, tras recorrer un tramo descubrimos que en una plaza abandonada había encendida una radio algo que nos pare ció increible.Intentsamos descubrir la ubicación del aparato sin suerte alguna.
Aquí os dejo un video para que os hagáis una idea.
Al salir del poblado, comunicamos al guarda de la garita que nos marhabamos y le contamos lo oc urrido con la radio a lo cual no daba crédito y ponía cara de miedo y extrañeza.
Varios días más tarde nos enteramos que cuarto milenio había estado un año antes intentando grabar psicofonias, creo que se rieron un buen rato a nuestra costa y no es para menos.
Son las cosas que ocurren en el fascinante Norte grande.
Buen camino.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: